No todo es ser guapa o tener un cuerpo diez. Realmente todo eso no deja de ser un prototipo…, no digo que no os cuidéis. Todas sabemos lo importante que es para la salud física y en nuestro caso también mental. Un claro ejemplo:

Cuando abrimos el armario buscando nuestro pantalón favorito y, ¡descubrimos que no cierra! Pues eso, solo eso, nos pone de mal humor para todo el día y que se salve quien pueda… Pero somos diferentes. Mujer trabajadoras. Fuerte por fuera y por dentro —así sin complejos— siente guapa y actúa como tal. Quiérete y acéptate tal y como eres a pesar de kilos, pelo o edad. Si crees en ti misma no importa todo lo demás…