Soberbia carpintera de silla imperfecta en madera y medida.
Obstinada te negaste a sentir la astilla en tu piel herida.
Loca atolondrada que no imaginó la consecuencia el daño o qué rompería…
Aun así soberbia —aprendió de errores— nunca de ebanistería.
#Somosmuchoslee