Categoría: ‘Simplemente Eva’

Esta categoría va sobre ‘Simplemente Eva’

Cuarentena. ¡Cinco kilos de más!…

No todo es ser guapa o tener un cuerpo diez. Realmente todo eso no deja de ser un prototipo…, no digo que no os cuidéis. Todas sabemos lo importante que es para la salud física y en nuestro caso también mental. Un claro ejemplo:

Cuando abrimos el armario buscando nuestro pantalón favorito y, ¡descubrimos que no cierra! Pues eso, solo eso, nos pone de mal humor para todo el día y que se salve quien pueda… Pero somos diferentes. Mujer trabajadoras. Fuerte por fuera y por dentro —así sin complejos— siente guapa y actúa como tal. Quiérete y acéptate tal y como eres a pesar de kilos, pelo o edad. Si crees en ti misma no importa todo lo demás…

‘Simplemente Eva’ El méteme en todo…


El méteme en todo curioseaba tomando notas poco veraces. De estructura corporal parva, pobre en texto, su mermada capacidad no limitaba la maldad de su verbo. Esperaba el momento para trasladar al patrón su vergonzosa mentira.
—Lo vio hasta el todo poderoso —le juraba al malhumorado capitán.
El marinero no se midió.
—Acusaba en vano. Su único fin era acabar con su vida y robarle el cargo.
Tras aquella declaración de odio, el agraviado se levantó, retiró de su cinturón una pequeña bolsa de piel ajada y, tras hacerla sonar, la devolvió a su lugar para aportar certeza.
—Sabe bien que desconfío del joven, sabe que prometí buen pago —por verdad—, pero no sabe que mi persona se encontraba oculta en la oscuridad…

Katy Núñez

‘Simplemente Eva’ Las dos caras…


‘Las dos caras de la luna’… Tu mano de eterna influencia promete la cara brillante del satélite natural, aquella que refleja la luz del sol. Tu cara volcánica oculta el pozo sin fin de tu miedo. —Como testigo el cielo, como juez las estrellas— y como Dios un recuerdo de verdades que no mueren. Como no lo hará la imagen de melancolía que refleja este cuerpo celeste que gira alrededor del que por siempre será tu planeta.
#Somosmuchoslee

‘Simplemente Eva’ La distancia…

Simplemente Eva.

La distancia era difícil de sobrellevar, parecía tan oportuna…, tan limpia. No quería sentarse a pensar en ello, no por miedo, sino porque sabía que haciéndolo sentiría aún más el encierro. Evaluar la equidad de lo ocurrido no era posible porque no existía una norma establecida —simplemente no la había— solo restaba…, esperar y respetar. Era el momento de ofrecer la otra mejilla, confiar en dios y rogarle paciencia.

‘Simplemente Eva’ Difícil de ignorar…

‘Difícil de ignorar’… Isabela era una joven osada e interesante, pero poco sociable. En las escasas ocasiones en las que decidía abrir sus alas destacaba el torrente de su carácter. La naturaleza de su esfuerzo generaba una reiterada competencia malsana —agresiva envergadura— de dimensión ácida, burbujeante alrededor del verbo envidia…, liviano en fatiga y prolífero experto ajeno a lo dinámico. Siniestro abanderado sin más objetivos que acorralar, atacar o apartar; viciando la intención de competir con seriedad o considerar a cada uno por su valía. ¡Claro que es… más fácil llegar a la meta sin esfuerzo! Por medio de atajos o camuflando verdades de triunfos hasta convertirlas en mentiras. Olvidando con frecuencia y torpeza que el que tiene luz innata ‘ni puede ni debe permanecer en la oscuridad.’
#Somosmuchoslee

‘Simplemente Eva’ Aquella mañana…

Aquella mañana, sus dedos se posaban sobre las teclas del ordenador con cierta nostalgia. Había permanecido unida al dispositivo durante todo el proceso de creación y desarrollo del manuscrito. Ya en la recta final no podía olvidar cuántos días de frustración, de revisión, de constante dedicación la mantuvieron ante la pantalla —y a tan solo un par de semanas para su publicación—, la llamada del responsable de un programa de una emisora reconocía tanto esfuerzo incluyéndola en su carpeta. Tras colgar, quedó en silencio como casi una hora, en la que su mente permaneció en blanco. Cuando pudo reaccionar, cogió su móvil e hizo una llamada:—Buenos días, madre… —dijo, nerviosa, dispuesta a contarle lo sucedido.
#Somosmuchoslee

‘Simplemente Eva’ La dos caras…


Simplemente Eva.
‘Las dos caras de la luna’… Tu mano de eterna influencia promete la cara brillante del satélite natural, aquella que refleja la luz del sol. Tu cara volcánica oculta el pozo sin fin de tu miedo. —Como testigo el cielo, como juez las estrellas— y como Dios un recuerdo de verdades que no mueren. Como no lo hará la imagen de melancolía que refleja este cuerpo celeste que gira alrededor del que por siempre será tu planeta.
#Somosmuchoslee

‘Simplemente Eva’ En el fondo…

En el fondo de su armario había verdades, secretos, dolor, miedo a la intolerancia, a la rabia o la tristeza. Pero fuera se encontraba la esperanza. Una noche cubierta por mil estrellas. Un día de sol brillante bañándose en las aguas de un inmenso mar; en Isabela permanecían la acción y efecto. Estaba dotada de fuerza y el coraje para salir adelante lo encontraba cerrando de un portazo el odioso armario para abrazar la vida cada mañana con seguridad, confianza y una sonrisa digna de un saludo tan cotidiano como… ‘Buenos días.’
#Somosmuchoslee

© 2020 escribecatalina

Tema por Anders NorenArriba ↑